¿Qué papel cumplen los productores en la gestión de los RAEE?


Existe un principio conocido como Responsabilidad Extendida del Productor (REP) para promover mejoras ambientales para ciclos de vida completos de los productos al extender las responsabilidades de los fabricantes del producto a varias fases del ciclo total de su vida útil, y especialmente a su recuperación, reciclaje y disposición final. La responsabilidad extendida del productor es implementada a través de instrumentos políticos administrativos, económicos e informativos. Esta concepción refleja tres piedras angulares de la REP, principalmente los principios: “enfoque de prevención de la contaminación”, “pensamiento sobre el ciclo de vida” y “el que contamina paga”. Se trata de un enfoque sobre política ambiental en sentido de que las responsabilidades extendidas de un productor no se limitan a la fase final del ciclo de vida, sino también a otros estadios del ciclo de vida del producto donde las responsabilidades convencionales resultan insuficientes para garantizar la óptima protección del medio ambiente.

Hay dos grupos de objetivos en un programa REP:

(1) la mejora en el diseño de los productos y sus sistemas, y

(2) la alta utilización de productos y materiales de calidad a través de la recolección, tratamiento y reutilización o reciclaje de manera ecológica y socialmente conveniente.

En igualdad de condiciones, cuanto más se acerque un programa REP a la Responsabilidad Individual del Productor (RIP) —en la que un productor es responsable de sus propios productos— más efectivo será.
Los productores de aparatos eléctricos y electrónicos tienen diversas obligaciones en cuanto a la gestión de los residuos entre ellas tenemos: Financiar los costes de la gestión de los aparatos eléctricos y electrónicos que ellos fabrican cuando se convierten en residuos. Pueden hacerlo de forma individual o Colectiva. Proporcionar información sobre los criterios para la correcta gestión ambiental de los RAEE procedentes de hogares particulares, los sistemas de devolución y recogida selectiva. Información sobre los efectos sobre el medio ambiente o la salud humana de las sustancias peligrosas que estos residuos pueden contener.


¿Qué ha de hacer el generador, consumidor o usuario?


Los usuarios de los AEE utilizados en sus hogares deberán al fin de la vida útil (cuando ya son residuos) entregarlos, cuando se deshagan de ellos, para que sean gestionados correctamente.
Es decir:
- Segregar (separar) los RAEE de los residuos sólidos municipales (basura común).
- Entregar los RAEE a los sistemas de manejo establecidos, a una EPS-RS o a una EC-RS que se encuentren debidamente autorizadas (Verificar página de DIGESA).
- En el caso de los generadores del sector público, realizar los trámites necesarios para la baja administrativa de los RAEE, previo a su entrega a los sistemas de manejo establecidos, o a una EPS-RS o a una EC-RS autorizada.
- Todos somos responsables de los RAEE desde su generación hasta su entrega, de manera segura.


¿A quién afecta el reciclaje de este tipo de residuos?


A todo aquel que intervienen en el ciclo de vida de los aparatos eléctricos o electrónicos.
Por ejemplo:
Generadores: todos y c/u de nosotros.
Productor de AEE: toda persona natural o jurídica que realiza actividades vinculadas a los aparatos eléctricos o electrónicos sea como fabricante o ensamblador, importador, distribuidor o comercializador.
Operador de RAEE: las empresas (EPS-RS / EC-RS) directamente implicados en la gestión (recolección, transporte, procesamiento o tratamiento, reciclaje o disposición final) de los residuos derivados de estos aparatos.



CONSUMIDORES

• Recoger y separar la basura doméstica.
• Depositar las pilas usadas en el contenedor apropiado.
• Llevar los aparatos eléctricos y electrónicos viejos al punto limpio o a la tienda al comprar otro equivalente.
• Adquirir siempre productos respetuosos con el medio ambiente.

PRODUCTORES

• Respetar el principio de “Responsabilidad Extendida”.
• Incluir la gestión del residuo en el coste total del producto.
• Declarar todos los productos puestos en el mercado.
• Cumplir con todas las obligaciones legales de forma individual o a través del Colectivo ALMI.



DISTRIBUIDORES

• Seleccionar productos de fabricantes e importadores de confianza.
• Proporcionar o facilitar puntos de recogida de RAEE.
• Fomentar la concienciación sobre reciclaje.



ENTIDADES LOCALES

• Fomentar el reciclaje de residuos de origen doméstico.
• Proporcionar puntos de recogida para RAEE.
• Colaborar con los Colectivos y Operadores para canalizar el residuo por vías adecuadas.
• Fomentar la concienciación sobre reciclaje.

COLECTIVOS AMBIENTALES

• Gestionar las obligaciones y las declaraciones de sus productores.
• Hacerse cargo de la recogida y gestión del residuo.
• Diferenciar entre residuo reutilizable y no reutilizable.
• Optimizar el ciclo de reciclaje.
• Organizar campañas de concienciación y fomento del reciclaje.
• Informar a las comunidades autónomas de los resultados obtenidos durante el año.



Almi International © 2015 - Todos los Derechos Reservados